Nuestra Visión
“La sustentabilidad ambiental es la capacidad que tiene una sociedad para hacer un uso consciente y responsable de sus recursos, de manera tal que sea posible mejorar el bienestar de la población actual, sin agotarlos o exceder su capacidad de renovación, y sin comprometer el acceso a éstos por parte de las generaciones futuras. Es decir, es la búsqueda del equilibrio justo entre el uso de los recursos sin agotarlos o exceder su capacidad de renovación.”

Un medio ambiente saludable ofrece mayores posibilidades de desarrollo y bienestar económico y social, y entiende que la degradación de los recursos naturales atenta contra nuestra propia supervivencia y la de las demás especies.
PROTEGER EL MEDIO AMBIENTE
CUIDAR EL PLANETA
MEJORAR LA ECONOMÍA FAMILIAR
DAR UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA
MASTERPLAN GRUPO INMOBILIARIO, preocupado del cuidado y protección del medio ambiente, ha incorporado en el diseño de sus proyectos el concepto “Pro” que no es otra cosa que la aplicación de la tecnologia en Pro de la vida a través de Pro-Energy, Pro-Water y Pro-Life.



Pero el cuidado del medio ambiente y el concepto de eficiencia energética, que no es otra cosa que el uso eficiente de la energía, también es de responsabilidad de cada persona y se refleja en la administración adecuada del uso de la energía para así generar ahorros y una utilización inteligente de los recursos. No se trata de consumir menos, sino de ser más eficientes, no se trata de ahorrar luz, sino de iluminar mejor consumiendo menos electricidad. MASTERPLAN GRUPO INMOBILIARIO, preocupado de fomentar comportamientos ligados al cuidado de nuestro planeta, le presenta a usted una práctica guía de consejos para que utilice mejor la energía y sea más eficiente con sus recursos. Usted podrá mantener las mismas comodidades y calidad de vida pero disminuyendo el consumo energético.
ILUMINACIÓN
Siempre que sea posible aproveche la iluminación de la luz solar, que es natural, menos contaminante y además gratuita.
Regule la iluminación a sus necesidades, estudiando la ubicación de sus lámparas y puntos de luz y prefiera la iluminación localizada: además de ahorrar, conseguirá ambientes más confortables y acogedores.
Mantenga limpias las lámparas y pantallas, tendrá mayor luminosidad sin aumentar la potencia.
Reemplace las ampolletas tradicionales por las de bajo consumo. Son más caras, pero tienen una mayor duración y usan mucho menos energía.
No deje luces encendidas innecesariamente. Siempre apague las luces al salir de una habitación.
En el caso de los tubos fluorescentes, procure no apagarlos y encenderlos repetidamente, ya que su vida útil se reduce con el número de encendidos (si lo piensa apagar por un tiempo inferior a 20 minutos, es preferible dejarlos encendidos).
Desenchufe cargadores de celulares que no se estén utilizando. Dejarlos enchufados, significa que siguen consumiendo energía.
Aparatos eléctricos que no se vayan a utilizar es conveniente mantenerlos desenchufados.
Electrodomésticos


El etiquetado energético es un sistema que permite a los consumidores conocer la eficiencia energética de los productos que utiliza. Existen siete clases energéticas que van de la letra A (más eficiente) a la letra G (menos eficiente) en función de los consumos eléctricos. Si vas a comprar artefactos de calefacción, aire acondicionado o electrodomésticos, fíjate que tengan el etiquetado de eficiencia energética.

REFRIGERADOR

Regule la temperatura de su refrigerador y sólo ábralo cuando necesite sacar algo de él. No lo mantenga abierto más de la cuenta. Compruebe que las gomas de las puertas permitan un buen cierre hermético, evitará así́ perdidas de frío.
No sobrecargue demasiado el refrigerador, dificulta las corrientes de aire frío y por tanto el enfriamiento adecuado de los alimentos.
Espere que las comidas se enfríen antes de guardarlas. De esa forma el refrigerador trabaja menos.
Mantenga la parte trasera del refrigerador limpia y ventilada, ya que en malas condiciones consume hasta un 15% más.
Ajuste el termostato para mantener una temperatura de 6oC en el compartimiento de refrigeración y de -18oC en el de congelación. Cada grado que reduzca la temperatura aumentará innecesariamente un 5% el consumo de energía del refrigerador.


LAVADORA

El 80% de la energía que consume la lavadora se utiliza para calentar el agua, por lo que es importante lavar, siempre que se pueda, con agua fría o programas de baja temperatura (usar el programa de 60oC en lugar del de 90oC, reduce el gasto energético a la mitad). Con los detergentes que hay en el mercado, es incluso posible lavar con agua fría y obtener buenos resultados.
Intente usar la carga máxima de la lavadora en vez de lavar varias veces lotes más pequeños de ropa y siempre prefiera utilizar los programas económicos.
Evite poner en funcionamiento la lavadora de ropa junto a otro electrodoméstico de alto consumo como lavavajilla, horno, etc... Así aprovechará mejor la potencia eléctrica.
La secadora es un gran consumidor de energía. Aun así́, si la usa, centrifugue previamente la colada, gastará mucho menos energía.
Limpie regularmente el filtro de la lavadora, funcionará mejor y ahorrará energía.


COCINA Y HORNO
Si su cocina es a gas, procure que la llama no sobrepase la base de los recipientes.
Si su cocina es eléctrica o de placa vitrocerámica aproveche el calor residual apagándola unos minutos antes de terminar de cocinar.
Utilice siempre que pueda el microondas en lugar del horno convencional, ya que supone un ahorro de energía entre el 60% y el 70%.
No olvide que cada vez que abre la puerta del horno para comprobar el punto de cocción se producen pérdidas de hasta un 20% del calor acumulado.
Precaliente el horno sólo cuando sea estrictamente necesario. En general se recomienda para cocciones menores a una hora.
Tape las cacerolas y conseguirá una cocción más rápida y de menos consumo.
No mantenga el fuego al máximo cuando los alimentos estén hirviendo, ya que se produce un gasto innecesario de energía.
ASPIRADORA

Compruebe que los filtros estén limpios y no deje que los depósitos se saturen de polvo y basura, conseguirá así un menor consumo de energía y prolongará su vida útil.
Cambie o vacíe la bolsa cuando se llene. Realice esta tarea al aire libre o en una zona bien ventilada.
Revise el filtro periódicamente y cámbielo cuando sea necesario según las instrucciones del fabricante. Compruebe que no tenga residuos para que la aspiradora funcione eficientemente.


PLANCHA

Evite utilizar la plancha para una sola prenda, procurando planchar una mayor cantidad de ropa de una sola vez.
Comience planchando la ropa que necesite de menor a mayor calor.

No deje la plancha encendida si va a interrumpir la tarea durante más de diez minutos.


agua caliente sanitaria
Al lavar platos no deje el agua corriendo. Lo mismo al lavarse los dientes.
Use agua caliente sólo cuando lo necesite.
Regule el calefont, así evitará el uso indebido de gas sin necesidad de regular el agua caliente o fría desde la ducha. Si su calefont no es automático, es muy importante que lo apague, pues la llama piloto puede consumir en un año 7 cilindros de 15 kg. de gas.
Utilice termos para mantener el agua caliente en lugar de hervirla cada vez que necesite.
Recuerde que una ducha consume del orden de cuatro veces menos agua y energía que un baño de tina.
No caliente más agua en la tetera de lo que necesite para ese momento.
CALEFACCIÓN
Si va a comprar artefactos de calefacción o aire acondicionado fíjese que tengan el etiquetado de eficiencia energética.
Entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Revise y mejore sus aislamientos en caso de que detecte deficiencias en los mismos. /td>
Procure que la temperatura se mantenga en unos 20 - 22 o C. Recuerde que por cada grado que aumente, se incrementa el consumo de energía aproximadamente en un 7%.
Si tiene habitaciones vacías o en desuso, se recomienda cerrar la puerta y aislarlas. En caso de contar con radiadores, deberá cerrar la válvula.
Preocúpese de tener puertas y ventanas que cierren bien, con sellos, para no permitir fugas de calor o frío.
Al calefaccionar una habitación, mantenga cerradas puertas y ventanas.
Si usa estufa con termostato, no la prenda y apague a cada rato, pues gastará más energía.
Abra las persianas y cortinas durante las horas de sol para aprovechar el calor . De noche, en cambio, ciérrelas para no perder el calor interior.
Los calefont o calderas deben recibir un adecuado mantenimiento y someterse a revisiones periódicas. Un equipo en mal estado tiene dificultades para la combustión y consume más.
Si tiene radiadores no tape u obstruya las salidas.